funcion principal de un vendedor

¿Podemos saber cuál es la función principal de un vendedor?

He aquí un hecho: los vendedores realizamos tantas tareas que a menudo es complejo saber cuál es la función principal de un vendedor.

El motivo es que, sin duda, los comerciales, vendedores, teleoperadores, etc. son unos de los trabajadores más valiosos para la empresa, ya que al estar en contacto con los clientes, acumulan gran cantidad de información y experiencia que les hace ser capaces de gestionar casi cualquier situación con éxito.

Sin embargo, ¿no crees que algunas de las funciones de un vendedor son más importantes que otras?

Tanto si ya te dedicas a las ventas como si estás pensando en dedicarte a ellas, habrás podido observar que hay determinados procesos que son más urgentes y que los comerciales resuelven mejor que tus compañeros de otros departamentos.

Y eso es justo lo que vamos a ver en este post: cuáles son las principales funciones de un comercial y si alguna debe tener prioridad sobre otras. ¡Arrancamos!

 

Definiendo cuál es la función principal de un vendedor

Te sugerimos un reto. Prueba a hacer la siguiente pregunta a tus amigos o familiares:

“¿Cuál es la función principal de un vendedor?”

No hace falta ser adivinos para saber que casi 9 de cada 10 respuestas van a estar encaminadas a lo mismo: vender, hacer nuevos clientes, conseguir más ventas, etc. Ni siquiera se preguntarán si te refieres a las funciones principales de un vendedor de ropa o de vinos.

Sin embargo, ¿dirías que esa sería la principal función de vendedor en la realidad?

Sin duda, no. En su día a día, es común que un vendedor acabe desempeñando distintas labores que no son propiamente funciones de comercial, como:

  • Fidelizar antiguos clientes.
  • Gestionar el cobro de facturas pendientes.
  • Llamar a los clientes con impagos.
  • Informar a la empresa de la situación del mercado.
  • Analizar a la competencia.
  • Y un larguísimo etcétera.

¿Por qué pasa esto? Porque los vendedores están en la vanguardia. Junto con sus compañeros, se adelantan al resto del batallón para ir inspeccionando el terreno, buscando minas, negociando trincheras, etc.

 

 

¿Esto es malo? Por supuesto que no, todos sabemos que los procesos serían mucho más lentos sin su ayuda.

De hecho, los departamentos comerciales a menudo se quejan de que están saturados, y es verdad, ¿pero cómo no estarlo? Fíjate en todo el valor que aporta a la empresa un vendedor son su labor:

  • Se tardaría mucho más en fidelizar a un cliente si no hubiera un comercial llamándole por teléfono o reuniéndose con él para averiguar, en primera persona, cómo se siente respecto a un producto.
  • El plazo de cobro de facturas también sería mucho mayor si no hubiera un vendedor que conociese cuáles son los procesos del Departamento de Facturación de su cliente.
  • ¿Y qué decir de los casos de impagos? ¿Cómo gestionarlos sin ese conocimiento y la fraternidad que un cliente ha desarrollado con un vendedor?
  • Además, el mercado se mueve demasiado rápido como para analizarlo solo con estudios y tendencias. Esas técnicas son totalmente imprescindibles, pero hay que completarlas con las sensaciones en tiempo real que tienen los vendedores diariamente.
  • La competencia tiene sus propios vendedores, con argumentarios específicos y ofertas relámpago y personalizadas para cada cliente, ¿cómo obtener esta información si no es mediante el trato directo con clientes?
  • Y no nos olvidemos de que son los vendedores quienes llaman por teléfono a los clientes, se reúnen con ellos y le ayudan a transformar la imagen de la empresa (abstracta) en una imagen real en la que puede confiar (la suya propia).

Todas esas son tareas, extremadamente importantes, son las que hacen que la función principal de un vendedor sea, en realidad y al mismo tiempo, lidiar con todas ellas. 

 

¿Y si tengo que elegir una única función principal de un vendedor?

Está bien. Si tuvieras que elegir, tus amigos y familiares estaban en lo cierto: atraer nuevos clientes siempre será más importante de las funciones de un comercial.

Simplemente tengamos en cuenta que:

  • El departamento de facturación puede lidiar con las facturas y los impagos, aunque le lleve más tiempo.
  • El mercado y la competencia se pueden llegar a predecir cuando se tiene mucha experiencia en el mismo, aunque sea de forma menos precisa.

Pero, ¿quién más puede conseguir nuevos clientes? Solo los comerciales.

En un mundo informatizado, globalizado y deshumanizado, no hay duda de que el trato directo es una de las funciones principales de un vendedor.

Sencillamente, a día de hoy, las personas convierten más que las máquinas.

Tenlo en cuenta: un vendedor no es una pieza más, sino que realiza muchas más de las funciones de un comercial. Como hemos dicho, los vendedores son la punta de la lanza, y aunque la función principal de un vendedor de moda no es la misma que la de un vendedor de vinos, siempre tendrá que estar ahí para facilitar todos los procesos posibles con la agilidad que le confiere estar en el terreno de ventas.

 

1 comentario en “¿Podemos saber cuál es la función principal de un vendedor?”

  1. Buen artículo. Hay mucha gente que se piensa que ser comercial solo es vender, pero no es así, se invierte mucho tiempo en labores más administrativas que parecen una pérdida de tiempo pero no lo son porque gracias a eso se agiliza el proceso y se cierran mejor las ventas.

Deja un comentario